Problemas renales. Cómo detectarlos y actuar frente a ellos.

dog-1694209_640

Hicimos una encuesta en Twitter para saber de qué os apetecía que habláramos hoy pero, por desgracia, hubo un empate. Así que como el primer voto fue para este post, nos decidimos por él. Por lo que hoy os contamos todo sobre las enfermedades renales, cómo detectarlas, qué las favorece y qué hacer si nuestro perro las padece.

Tipos de problemas renales:

  • Daño renal. Evidencia micro o macroscópica de una patología renal que se detecta mediante una biopsia, una visualización directa,  pruebas de laboratorio o técnicas de imagen.
  • Enfermedad renal. Presencia de alteraciones estructurales o funcionales en uno o ambos riñones. Se puede identificar por la disminución de la función de estos órganos o si existen daños en ellos.
  • Fallo renal. Cuando existe un fallo en la excreción de productos de desecho no proteicos.

38121987775_439f81bd3c_o.png

  • Insuficiencia renal. Incompetencia de la función de los riñones que no ocasiona fallo detectable en la excreción de desechos no proteicos.
  • Azotemia. Acumulación en sangre de productos de desecho no proteicos.
  • Uremia o síndrome urémico. Conjunto de síntomas que acompañan al fallo renal debido a la acumulación de toxinas. En la actualidad, los términos fallo e insuficiencia renal crónica han sido reemplazados por el término “enfermedad
    renal crónica”.

Normalmente, cuando un perro sufre una enfermedad renal, suele tratarse de la ya mencionada enfermedad renal crónica (ERC), la cual se caracteriza por la pérdida del tejido renal funcional, generalmente progresiva e irreversible.

Factores que pueden influir en su desarrollo:

Edad. Entre los 10 y 15 años existen el doble de posibilidades de que un perro desarrolle una enfermedad renal.

dog-932411_1920.jpg

Alimentación. Aquellos alimentos que contengan altos niveles de fósforo, sodio y proteína pueden hacer que la ERC progrese a una mayor velocidad.

Raza. Como ocurre con otros problemas de salud, determinadas razas son más propensas a sufrir algunas enfermedades renales.

Herencia. Si algún antepasado ha sufrido una enfermedad renal congénita puede que el animal lo herede.

Otras enfermedades o problemas de salud (enfermedades renales, infecciosas, metabólicas…) pueden elevar las posibilidades de que un perro sufra una ERC asociada.

¿Qué signos presenta una enfermedad renal?

captura.png

Los signos más frecuentes de la ERC son: aumento de la sed y de la producción de orina, pérdida de apetito, pérdida de peso y debilidad, falta de energía y somnolencia, mal aliento y úlceras bucales, vómitos y diarreas.

Sin embargo, los síntomas de esta enfermedad son bastante variables e inespecíficos, lo que supone una dificultad a la hora de detectarla, por lo que al diagnosticarla generalmente ya se ha perdido entre un 80-90% de la funcionalidad renal.

Dietas renales.

En comparación con una dieta normal, estas dietas presentan un menor contenido de proteínas, fósforo y sodio y un aumento de fibra soluble, vitaminas del complejo B, antioxidantes, potasio (en dietas para gatos) y ácidos grasos W-3.

Un estudio en perros con ERC (estadios III-IV) logró demostrar que el uso de una dieta renal reducía en un 72% el riesgo de presentar una crisis urémica, prolongaba el tiempo hasta la aparición de la misma y reducía la mortalidad por causa renal en un 66% de los animales, comparado con el empleo de una dieta normal.

38890054162_e9db10351f_o.png

En cuanto a las dietas renales para perros que no presentan azotemia, se ha demostrado que un aporte excesivo de proteína aumenta la severidad de la proteinuria (efecto que favorece el progreso de la ERC), mientras que una restricción exagerada la disminuye pero causando malnutrición. Por lo que las dietas renales deben contener una restricción proteica moderada.

¿Qué hago si mi mascota tiene una enfermedad renal?

En general, si tu mascota deja de comer y beber y notas que está apática, ¡no te pares a buscar nada en Internet!, acude a tu veterinario cuanto antes, será la única persona que podrá darte una solución lo más rápida y eficaz posible.

Lo ideal en enfermedades renales es detectar el problema cuanto antes. Hace poco hemos leído sobre una nueva técnica de detección precoz por SDMA (dimetilarginina simétrica), la cual es capaz de diagnosticar la ERC antes de que aparezcan los síntomas y de un daño renal importante y, al parecer, todos los veterinarios tienen la posibilidad de realizar esta prueba.

38415158962_82a98e8c07_o.png

Además una correcta alimentación puede disminuir los riegos de que tu perro sufra una enfermedad renal.

Así que ya sabes, frente a problemas renales la mejor arma es una buena alimentación y una rápida detección. Si este post te ha parecido interesante o quieres compartir algo más, déjanos un comentario o cuéntanoslo en Twitter (@laicucan) o Facebook (LaicuCan) ¡Nos encanta que participéis!

 

 

Fuentes: Hill’s, laboratorios IDEXX y Colegio Veterinario de Madrid.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s