2 juegos para entrenar el olfato de tu perro

18985389862_c51a95871c_z.jpg

Como bien sabrás, el sentido del olfato es el más importante y posiblemente el más desarrollado en los perros, por lo que no es ninguna tontería entrenarlo para que la mente de nuestro amigo se estimule y se enriquezca. Por eso hoy os presentamos dos ejercicios para entrenar su mejor sentido.

Las cajas sorpresa:

Para este primer juego necesitaremos dos recipientes opacos e iguales (dos comederos por ejemplo), en uno de los cuales meteremos una golosina canina sin que nos vea nuestro perro.

35879594162_725ff852b3_o

Tomaremos dos piezas de cartón o cartulina lo suficientemente grandes como para que tapen la abertura del recipiente, uno de ellos lo frotaremos con algún aroma fuerte como fruta, un trozo de fiambre o le echaremos un perfume y el otro ha de tener tu olor. Para que la pieza coja tu aroma puedes sostenerla entre 5 o 10 minutos y después frotarla con las manos.  Te recomendamos que primero prepares el cartón con tu olor para que no se mezclen los aromas.

Deberás colocar la cartulina o el cartón que tenga tu olor encima del recipiente en el que se encuentre la golosina y el otro en el que esté vacío. Entonces llamas a tu perro y le dejas oler un rato la mano que no hayas usado para frotar la pieza en la que no está el premio. Luego dale la orden de “busca” o señala los recipientes para que vaya hacia ellos. Cuando lo haga localizará tu olor y obtendrá la recompensa que haya debajo.

34321488704_81521c5d7a_z

Cuando veas que lo domina puedes aumentar la dificultad poniendo más de dos recipientes y olores.

El escondite:

Este ejercicio le encanta a Bony, las tardes que estamos aburridas nos las pasamos jugando a esto.

Primero tienes que darle a oler un juguete, intenta que no te lo quite, simplemente que lo huela. Cuando parezca interesado en el objeto dale la orden de “quieto” y asegúrate de que no te siga o pídele a alguien que le sujete. Ahora esconde el juguete en un rincón de la casa que sea accesible para tu mascota pero que no esté a la vista y dale la orden de “busca”.

bony-busca.png

Si lo encuentra felicítale de forma efusiva y repite el ejercicio si os habéis divertido. Si no consigue encontrarlo puedes darle pistas colocándote cerca del escondrijo o señalarle de un modo general la zona donde esté el objeto.

En vez de esconder un objeto puedes esconderte tú, así estrecharéis lazos y forjaréis una mejor relación. En caso de que no te encuentre haz sonidos, silva o llámale para indicarle más o menos tu localización.

Si ves que se le da muy bien, intenta subir el nivel ocultando el juguete en lugares más inaccesibles (no lo podrá coger pero te ladrará para hacerte saber que lo ha encontrado) o escondiéndote en sitios más complicados.

perro asomado.png

¡Prueba estos tres divertidos juegos y estimula la mente de tu compañero! Si lo haces cuéntanoslo por los comentarios, por Twitter (@laicucan) o por Facebook (LaicuCan) ¡Nos encanta que os sirva!

 

 

Fuente del primer juego: “Perro listo” de Immanuel Birmellin
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s