Los perros y los paseos.

Los paseos son imprescindibles en la vida de cualquier perro. No solo sirven para que nuestro compañero haga sus necesidades en la calle o para que haga deporte, sino que también son una parte fundamental en la socialización y muy útiles para forjar la confianza mascota-dueño.

bulldog-144012_1280

El cachorro.

Cuando tenga entre 3 y 4 meses, tu cachorro podrá salir a la calle sin peligro, ya que tendrá todas las vacunas necesarias. Sin embargo, con lo que respecta a los paseos, hay que empezar a trabajar cuando tiene 2 meses y medio, te recomendamos que a esta edad le pongas la correa y deis vueltas por la casa o por el patio mientras le recompensas con algún premio cuando lo hace bien.

Este ejercicio es muy importante ya que ir atado y caminar a nuestro lado es una experiencia extraña para cualquier cachorro y de este modo se acostumbra antes de salir a la calle. Si no lo hacemos y le sacamos sin más, debido a que está incómodo y a que el exterior es algo nuevo a lo que tiene que habituarse poco a poco, el cachorro puede cerrarse en banda y no obedecernos, asustarse o sentarse y no mover ni una pata.

Es importante que si pasa esto no tiremos de la correa para que se mueva ya que le bloqueamos aún más, además podría aprender esa conducta y tirar de nosotros cuando le estemos paseando. En lugar de eso, debemos parar, agacharnos a unos metros de él ofreciéndole un premio y, tirando suavemente de la correa, intentar que se acerque por su cuenta, cuando lo consiga le damos el premio y le felicitamos. catch-me-1707793_1920

Es importante que a estas edades tempranas habituemos al cachorro a diversas situaciones: ruidos, personas, niños, animales…

No tengamos miedo en pararnos por la calle con otros perros o llevarle al parque canino, es bueno para él, siempre y cuando esté bajo nuestra atenta mirada para animarle o corregirle, ya que los cachorros suelen ser demasiado juguetones y ese comportamiento nervioso en “lenguaje canino” resulta de mala educación, por lo que a algunos perros adultos les puede sentar mal.

El perro adulto.

Si tenemos un perro adulto, aunque ya tenga experiencia en los paseos, no debemos dejar de ejercitar la socialización para que no pierda la confianza ante nuevas situaciones.

También debemos intentar amenizar los paseos para que no se vuelvan monótonos ni para nosotros ni para nuestro compañero. Podemos ir alternando rutas, tomar caminos diferentes o investigar nuevos parques. Los fines de semana incluso puedes ir al campo si vives en la ciudad o viceversa. Incluso buscar actividades para disfrutar con nuestro amigo peludo.

Conviene mencionar que tener una vida ajetreada no es una escusa para no hacer largas caminatas, podemos organizarnos y que nos de tiempo a todo, un animal requiere atención obligatoria y los paseos para los perros son fundamentales. Si por la mañana o al mediodía no te da tiempo ha sacarle más de diez minutos, compénsalo por la noche sacándole más de una hora.

El perro anciano.dog-932411_1920

Al igual que en las personas el paso del tiempo también se hace ver en nuestras macotas. Cuando alcanza una determinada edad, nuestro perro no estará tan enérgico como hace unos años. Notarás que no camina a la misma velocidad que antes y que se fatiga en poco tiempo.

Esto no quiere decir que debamos suprimir o reducir el tiempo de paseo, ni mucho menos. Nuestro perro seguirá necesitando sus salidas habituales, no obstante debemos adaptarnos a sus nuevas condiciones.

Bastará con seguir algunas sencillas pautas, como reducir nuestra velocidad al caminar ya que en muchas ocasiones le costará seguirnos por ello es de gran importancia adaptarnos a su ritmo. Otro consejo que debemos seguir es realizar pausas de entre 5 y 10 minutos para que nuestro perro recobre el aliento y pueda continuar la ruta con normalidad.

También podemos llevar con nosotros agua fresca (os recomendamos la botella de la foto  porque viene con un recipiente integrado) para que nuestro perro pueda refrescarse cuando notemos que está fatigado.

Podemos aplicar estos pequeños consejos a nuestra rutina de paseos para que nuestro anciano amigo continue disfrutando de ellos y no se conviertan en un momento de malestar para él. 2016-12-14-12-12-10_resized

A grandes rasgos, el paseo en cualquier etapa de la vida de un perro puede resumirse en tres palabras: socialización, ejercicio y rutina.

¿Te ha gustado este post? Escríbelo en los comentarios o mencionándonos en Twitter (@laicucan) ¡Y disfruta de los paseos!

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Los perros y los paseos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s